Entre uno de los objetivos fundamentales de este Taller, es lograr que el niño sienta y se exprese a través de la música. Interiorice la experiencia musical y sea capaz de transmitir a través de la voz sus emociones. Se trabaja tomando como herramienta primordial la experiencia  lúdica, la diversión, ya que a esta edad, el juego es una de las principales maneras con las que el niño aprende y se relaciona con los demás. El juego es en sí mismo una actividad esencial.

La infancia es la etapa adecuada donde los niños deben tener una iniciación musical, en donde  desarrollen  habilidades y talentos a través de  juegos didácticos musicales.

En este taller se pondrá énfasis en la memoria y el oído musical, además de desarrollar la capacidad de expresarse, la coordinación corporal, y por sobre todo su musicalidad, el disfrute de la música. Como herramientas tendremos a la euritmia, así los pequeños disociarán las diferentes extremidades, ayudando esto en gran manera a su desarrollo musical; también con un trabajo constante relacionarán las alturas de los sonidos con sus nombres, de la misma manera las escalas, acordes, etc. El resultado será el poder cantar afinados, ensamblados, ejecutando adecuadamente un repertorio infantil.

Durante la sesión de coro, los niños experimentan con diferentes parámetros del sonido, diferentes ritmos, discriminan auditivamente los timbres de diversos instrumentos. Juegan con el cuerpo (que es nuestro primer instrumento), improvisan y desarrollan el pensamiento creativo. A través del movimiento, la relajación, el escuchar, la expresión vocal y corporal, van descubriendo las relaciones entre energía, espacio y tiempo Debemos recordar siempre que la habilidad musical puede ser cultivada en cada niño, pues no es sólo un talento innato, sino una condición que puede ser desarrollada si recibe una guía idónea. El tomar contacto desde temprana edad, con expresiones de cultura diferentes a las habituales, implica para los niños y sus familias, abrir espacios de crecimiento y comunicación que repercuten significativamente en la familia.